El tiempo en: Marbella
Miércoles 24/04/2024  

Málaga

Intervienen un lince africano que viajó desde Moscú como un gato doméstico

El centro de rescate de mamíferos exóticos AAP Primadomus, ubicado en Alicante, se hizo cargo hace unos diez días del animal

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

Un ejemplar de lince africano (caracal) ha sido intervenido por la Guardia Civil a una mujer que lo tenía en su casa en Marbella al no haber podido acreditar su procedencia legal, tras averiguar que entró en avión desde Moscú en 2022 como un gato doméstico.

El centro de rescate de mamíferos exóticos AAP Primadomus, ubicado en Alicante, se hizo cargo hace unos diez días del animal, tras una investigación de aproximadamente un año, han explicado a EFE fuentes del instituto armado.

Las pesquisas se iniciaron el pasado año, a raíz del aviso de un vecino sobre la presencia de un lince en el jardín de una vivienda de Marbella, que se había escapado de otra casa a unos 20 kilómetros y fue capturado por personal de Sanidad Veterinaria del Ayuntamiento de Marbella, ha informado este viernes la Guardia Civil en un comunicado.

Los guardias civiles comprobaron que se trataba de un ejemplar de caracal, una especie amenazada según el convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de la Flora y Fauna Silvestre (CITES) y, tras localizar a su propietario, depositaron al animal en Marbella durante la investigación.

Después de averiguar que el animal había sido trasladado de forma irregular por vía aérea en 2022 desde Moscú, declarado para su entrada en España como gato doméstico, y al carecer su dueña de permiso de importación del convenio CITES, los agentes formularon una denuncia administrativa contra ella.

El lince, de nombre Jakar con unos dos años y medio de edad y unos 20 kilos de peso, ha sido entregado al centro de rescate de mamíferos exóticos AAP Primadomus en la provincia de Alicante, que cuenta con las características y capacidades adecuadas para su cuidado.

El Seprona de la Guardia Civil en Málaga mantiene la investigación abierta por si los hechos pudieran constituir un delito contra la fauna y flora por la adquisición y posesión de una especie de fauna silvestre considerada protegida.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN