Quantcast
El tiempo en: Marbella
Miércoles 05/10/2022  

Málaga

Rincón de la Victoria decide cerrar las 57 duchas de sus playas por la sequía

A partir del 1 de agosto dejarán de funcionar para ahorrar agua debido a la "crítica situación" del embalse de La Viñuela, que está al 13% de su capacidad

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Icónica imagen del final de la playa del Rincón y una de las duchas que dejarán de funcionar desde el 1 de agosto.

El Ayuntamiento de la localidad malagueña de Rincón de la Victoria ha decidido dar "un paso al frente" ante la situación de sequía y cerrará las duchas de las playas a partir del 1 de agosto, una medida "impopular, pero extremadamente necesaria".

La decisión se produce ante la "crítica situación" en la que se encuentra el embalse de La Viñuela, con los recursos al 13 por ciento de su capacidad, por lo que a partir del lunes permanecerán cerradas las duchas y solo estarán disponibles los lavapiés, ha indicado el concejal de Playas, Sergio Díaz.

"El ahorro de agua será considerable puesto que no todos hacen un uso responsable del agua, llegando a usar las duchas para el aseo personal o la limpieza de los enseres de la playa", ha indicado el edil.

En la misma línea, el alcalde del municipio y presidente de la Diputación, Francisco Salado (PP), ha explicado que "debido al estado excepcional de sequía" que padece la comarca de la Axarquía, y con el fin de preservar los recursos de La Viñuela se ha adoptado esta medida "que es impopular pero extremadamente necesaria".

Salado ha pedido la colaboración de vecinos y visitantes y ha lamentado las molestias que esta decisión pueda ocasionar "por el momento en el que nos encontramos", pero ha insistido en que "la falta de agua ya es una realidad que afectará a los sectores productivos, a las familias". El Ayuntamiento va a colocar pegatinas informativas a lo largo de todo el litoral donde existen un total de 57 duchas.

La Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol-Axarquía remitió recientemente un comunicado en el que instaba a los municipios a la adopción de medidas ante la preocupantes situación, tales como la prohibición del uso de recursos aptos para el consumo humano para el baldeo de calles, llenado de piscinas privadas o duchas.

TE RECOMENDAMOS