Quantcast
El tiempo en: Marbella
Martes 16/08/2022
 

Mundopetardo

Cs sin Cs

a nadie se acuerda de Ciudadanos (Cs). Pero Cs se debate ahora en un proceso de refundación, olvidado por casi todos, sobre todo olvidado por sus votantes

Publicado: 20/07/2022 ·
12:52
· Actualizado: 20/07/2022 · 12:52
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • La líder de Cs, Inés Arrimadas.
Autor

Currito Martínez 'El Petardo'

Las viñetas del Mundopetardo son un quejío en forma de dibujos que intentan asustar la realidad por medio de una sonrisa

Mundopetardo

Ventrílocuo de viñetas desordenadas, ora et colabora en Viva Huelva y Viva Málaga y en Territorio Huelva

VISITAR BLOG

Ya nadie se acuerda de Ciudadanos (Cs). Pero Cs se debate ahora en un proceso de refundación, olvidado por casi todos, sobre todo olvidado por sus votantes, cuando hace tres años tenía a estas alturas de aquel julio de 2019 la posibilidad de alcanzar un Gobierno de coalición con el PSOE de Pedro Sánchez, pero nada fructificó y en noviembre se repitieron las generales que marcaron el declive (más bien el hundimiento) del partido naranja. Inés Arrimadas, que es jerezana, debió recordar a Rivera en esos días, pero no lo hizo, lo que tanto repetía Mairena: “Que hacer bien las cosas importa más que hacerlas”. Rivera irrumpió en política a principios de siglo en Cataluña, con la fundación de Cs, en unos cartelones en los que aparecía completamente desnudo y con las manos cubriendo sálvese la parte. Y así se marchó años después de la política, desnudo de votos, como en las viñetas de Peridis, hacia uno de esos agujeros que dibuja el humorista, que conduciría al expolítico hacia un gabinete de abogados con el que terminó litigando. Rivera representaba, junto a Pablo Iglesias, lo que se denominó la ‘nueva política’, que está resultando un fiasco, porque se retorna lentamente hacia el bipartidismo, que parece lo natural aquí desde los tiempos de Fraga y González, aunque algunos tertulianos auguran una posible vuelta en plan salvador de la izquierda/izquierda de Iglesias, ya sin coleta, si fracasa la suma, o sea, Sumar, la apuesta electoral de Yolanda Díaz.

Ciudadanos, que puede cambiar de nombre, de siglas, de todo, es un partido de un liberalismo moderno, españolísimo en sus estatutos pero lejos de la ideología de estatuas ecuestres de Vox, un partido, decíamos, que tiene su referente en Inés Arrimadas, que en su día se enfrentó valientemente a la radicalidad independentista desde su escaño en el Parlament. Inés ganó unas autonómicas en Cataluña, pero ni siquiera buscó formar Gobierno ante la mayoría de escaños independentistas, decisión que supuso un error político de calado, pero la Cataluña de Arrimadas habría borrado la sordidez política de los independentistas para adentrarse en el brillo culto y mundano de los poemas de Santiago Rusiñol.

Julio se inventa hogueras de estío, la inundación de este julio terrible es la de Heráclito, y Cs trata de reinventarse mientras lo consume la hoguera política. Ciudadanos reivindica España, Vox es un partido esencialmente españolísimo y Unidas Podemos reclama que el debate sobre el estado de la nación pase a llamarse el debate sobre el estado de España. Lo malo de España, sí, es que sea tan española.

TE RECOMENDAMOS