Quantcast
El tiempo en: Marbella
Viernes 19/08/2022
 

Málaga

Málaga Racing Team crea un monoplaza rápido y furioso hecho por estudiantes

Más de 50 estudiantes han diseñado y elaborado un vehículo de competición que correrá en Assen contra otros monoplazas de universidades de todo el mundo

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • El monoplaza de MART se dejó ver en el Muelle 1, ante la mirada curiosa de los asistentes.

En la Universidad de Málaga hay talento suficiente como para crear un monoplaza cuyo motor ruge como una versión moderada de un fórmula 1. Los alumnos del equipo Málaga Racing Team han creado el MA22RT, con el que participará en la temporada de carreras entre universidades que comienza el próximo día 11 de julio en Holanda, en el circuito de Assen.

El vehículo se pudo conocer el pasado viernes en el Muelle Uno, en un acto que ha contado con la presencia del vicerrector de Innovación Social y Emprendimiento de la UMA, Rafael Ventura; la concejala de Promoción de la Ciudad Rosa Sánchez; y los alumnos que han participado en el proyecto ‘Málaga Racing Team’ y sus profesores, encabezados por Joaquín Ortega y José de la Varga.

Cuando los chicos encendieron el motor del coche, los visitantes quedaron boquiabiertos. Esa cosa alcanza más de 130 km/hora. Para crear semejante monoplaza hicieron falta meses de trabajo, desde septiembre hasta estos últimos días. Más de 50 estudiantes procedentes de carreras tan dispares como las de la Escuela de Ingenierías Industriales, Marketing, Comunicación o Finanzas se implican a fondo en la elaboración del coche de competición.

La competición Formula Student acoge a equipos universitarios procedentes de universidades de todo el mundo, los cuales deben adaptar su monoplaza a una normativa en la que no solo se valora la velocidad que coja, sino también juzgan su óptimo rendimiento con pruebas de diseño, utilización de recursos o innovación.

Por otro lado, también se valora la viabilidad de un plan de negocio propuesto y desarrollado por el equipo. Es una prueba con muchas aristas donde no solo gana el coche más rápido.

Javier Pedraza, uno de los artífices, asegura que queda el reto más importantes tras meses de trabajo en equipo: “Ahora unos últimos ajustes, recta final y a sacar todo el rendimiento que podamos. Queda lo mejor, pero también lo peor, porque hasta que no se cruza la línea de meta, vivimos un estrés muy grande”. Irán a por todas.

TE RECOMENDAMOS